Por parate de venta de inmuebles, se amplía porcentaje de contraoferta: llega al 20%

 

 

La cantidad de operaciones de compraventa de inmuebles retrocedió 55,4% en marzo

 

Por Andrea Glikman

Con un mercado inmobiliario retraído por la fuerte suba del dólar y la falta de créditos hipotecarios, compradores y vendedores acuden hoy a todo tipo de estrategias.

Los números arrojan por sí solos el panorama actual: en marzo, la compra-venta de propiedades en la ciudad de Buenos Aires registró una fuerte caída del 55,4% respecto a igual mes de 2018, según datos del Colegio de Escribanos porteños. Sumado a eso, las escrituras realizadas con créditos hipotecarios, fueron las más bajas de la última década tras sufrir un derrumbe del 91%.

Por esta razón, muchos compradores aprovechan para desenfundar una estrategia (no siempre exitosa). Hoy, las contraofertas que se están manejando en el mercado, oscilan el 10% aunque en algunos casos, ese número llega a alcanzar el 20%, según información proporcionada por las inmobiliarias.

“El que compra al contado se siente poderoso y hace contraofertas muy agresivas, a veces de hasta un 20% del valor de publicación”, comentó Francisco Altgelt de la inmobiliaria que lleva su apellido. “Pero es ahí cuando entra en juego la situación del vendedor: si necesita vender puede ser que este dispuesto a aceptar esa contraoferta, de lo contrario seguirá esperando”, agregó.

Las contraofertas superpoderosas no son algo nuevo, ya que siempre el comprador arriesga a bajar lo más posible el precio del inmueble. Pero lo que sí es novedoso es el número que se maneja para esa negociación. Hablar de una contraoferta del 20%, muestra una radiografía de un mercado completamente debilitado.

“Hoy más que nunca las contraofertas son muy agresivas, la mayoría se ubica entre el 8% el 10%. En casos muy particulares, se ubican por arriba de ese número”, explicó Facundo Soldati, de la inmobiliaria homónima.

Este tire y afloje, es una evidencia del actual mercado, que atraviesa una de sus crisis más profundas. “Esta situación, con un mercado activo no pasa”, aclaró Altgelt

Los recientes datos del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, muestran que la compraventa de inmuebles llegó a niveles similares a los de marzo de 2013, cuando regía el cepo cambiario, otra de las medidas que golpeó de lleno al mercado. Esta caída de operaciones es una respuesta a la fuerte suba del dólar y la falta de créditos, que muchos temen se seguirá profundizando.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.