¿Fin de la ilusión exportadora?: las provincias venden más, pero sus economías mejoran poco

Beneficiados por la devaluación, 12 de 17 sectores aumentaron sus ventas al exterior en 2018. Pero el impacto en las economías locales es débil

Por Natalia Donato

La fuerte devaluación de este año generó, como era de esperar, un salto en las exportaciones. Salvo algunas excepciones importantes, como la soja y sus derivados, las ventas externas de productos regionales tuvieron una mejora notoria en los primeros nueve meses de este año. De los 17 productos relevados, 12 muestran incremento en volumen de las exportaciones respecto del período enero-septiembre del año pasado, concluyó el IERAL, de la Fundación Mediterránea, en un informe dado a conocer en los últimos días.

Las ventas externas de productos regionales tuvieron una mejora notoria en los primeros nueve meses, pero el bajo peso del comercio exterior en las economías frena su efecto

Sin embargo, esta buena performance no termina de influir sobre las economías provinciales debido al bajo peso que tiene el comercio exterior.

La mayoría de las jurisdicciones tiene un ratio exportaciones/producto bruto geográfico (PBG) inferior al 10%, por lo que ante una devaluación, la caída del mercado interno le impacta más que una recuperación del externo.

“Estando en un proceso recesivo, un salvavidas para estas economías resulta ser el mercado externo, con un dólar atractivo; en este sentido, las provincias mejor posicionadas debieran ser aquellas en las que las exportaciones pesan más en sus economías y las que han tenido un mejor desempeño exportador durante este año”, explica el informe.

La mayoría de las provincias tiene un ratio exportaciones/PBG inferior al 10%, y les impacta más el mercado interno que las exportaciones

De todas maneras, está latente la preocupación por un nuevo atraso cambiario, debido a la estabilidad del dólar y la alta inflación.

Durante los primeros nueve meses del año, las exportaciones totales crecieron 3% interanual. Con la excepción de la fuerte caída que tuvieron las ventas de soja y cobre, en el caso de los productos primarios, y de aceites, en agroindustria, el resto de los rubros presentó crecimiento.

Porotos, vino a granel, leche, carne, ciruela, manzanas y aceites de limón, limones y  peras fueron los que más crecieron

De las economías regionales analizadas, las que reflejaron un crecimiento mayor de las exportaciones fueron las de porotos (142%); vino a granel (119%); leche (80%); carne (72%); ciruela (58%), manzanas y aceites de limón (24%); limón (12%) y peras (11%). El caso del petróleo ha sido el más impactante, con un aumento en dólares de 312% en las ventas al exterior, puntualiza el IERAL.

Por el contrario, “sorprende la caída en azúcar -debido a que los números se vinculan con la zafra anterior- y los menores volúmenes exportados de vinos fraccionados, cuando ha habido una mayor cosecha de uvas en los últimos dos años”, aclara.

Sin embargo, lo más sorprendente es el repunte de las ventas al exterior de petróleo, que medidas en dólares se incrementaron 312%

Influencias

El informe encuentra la explicación a por qué crecieron tan fuertemente las exportaciones en tan poco tiempo en tres factores: hubo un aumento en la producción, por ejemplo en el caso de la ciruela, que tuvo una mayor cosecha; se produjo un cambio en el mix de ventas, con un aumento en las cantidades colocadas en el exterior ante la merma del mercado interno; y en tercer lugar, se están reduciendo stocks.

El IERAL consideró que esto puede haber ocurrido con la carne, cuyas exportaciones se incrementaron notoriamente y el consumo interno se mantuvo estable. “En parte, hubo mayor producción, pero también es posible que haya salido a reducir stocks”, considera el informe.

No se descarta un efecto de reducción de stocks en algunas producciones, como la de carne

El impacto económico no sólo fue limitado en las provincias que no tienen un alto peso de la exportación, sino que tampoco tuvieron buena performance Córdoba y Santa Fe, con gran peso del agro y la industria; y San Juan, por el cobre. Por el alza en las exportaciones de petróleo, Chubut y Santa Cruz parecieran estar mejor posicionadas -sugiere el documento-, pero los indicadores de empleo privado en ambas jurisdicciones fueron malos y en Santa Cruz la extracción petrolera no logra repuntar de la fuerte caída registrada el año pasado, además de que las finanzas gubernamentales siguen en estado crítico.

La clave para lograr que las regiones pasen a ser más exportadoras son la reducción de costos logísticos y de la presión impositiva

Neuquén presentó mejores indicadores de actividad; aunque exporte poco, es la provincia con mayor impulso petrolero por Vaca Muerta.

De acuerdo con el informe, la clave para lograr que las regiones pasen a ser más exportadoras, son clave la reducción de los costos logísticos y de la presión impositiva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.