Sica, empresarios y la CGT definen hoy el pago de un bono de fin de año

 

El plus salarial rondará los $ 5000 y podría pagarse en dos veces. Será para trabajadores del sector privado. Gremios piden medidas para frenar despidos y ayuda a jubilados y AUH

      Por Elizabeth Peger

Con la firme decisión de evitar un eventual desborde en el marco del proceso de reapertura de paritarias y a la vez ofrecer un gesto para descomprimir el escenario social y dejar sin efecto la amenaza de una nueva huelga de la CGT, el Gobierno buscará hoy sellar un entendimiento con la conducción de la central sindical y representantes de las principales cámaras empresarias para disponer el pago de un suplemento salarial de fin de año para todos los trabajadores del sector privado. Según las conversaciones informales que las tres partes mantuvieron en las últimas horas, el bono rondaría los $ 5000, aunque resta definirse si se efectivizará en un pago en diciembre o, como pretende la CGT, en dos tramos en noviembre y enero con la posibilidad de incorporarse a los básicos de convenio a partir de febrero del próximo año.

El tema podría quedar zanjado en un encuentro que hoy desde las 13 mantendrán el ministro de Producción, Dante Sica; el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, y el jefe de gabinete de Producción, Ignacio Pérez Riba, con una decena de referentes de la mesa chica de la CGT y representantes de la UIA, la Cámara de Comercio, la Cámara de la Construcción y Came.

El encuentro, a puertas cerradas, fue confirmado anoche a este diario por voceros oficiales, de los gremios y del sector empresario. “La negociación está en marcha, esperamos que mañana (por hoy) se termine de resolver porque no hay más margen. Si no hay un gesto, el jueves se definirá la convocatoria al paro”, advirtieron desde la primera línea de la central obrera. Desde la Unión Industrial, su titular Miguel Acevedo, también confirmó el sentido de las negociaciones con el Gobierno y la cúpula cegetista y opinó que la implementación de un plus salarial de fin de año es “oportuna”. “Algunas firmas podrán acordar aumentos salariales; otras ya están planteando los bonos. La heterogeneidad es muy amplia, incluso adentro de un mismo sector”, afirmó el referente fabril.

Desde el Gobierno, a su vez, la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, confirmó ayer en conferencia de prensa tras la reunión de gabinete nacional que la posibilidad del suplemento salarial estaba en la agenda del Gobierno. “El ministro Sica puede estar discutiendo con la CGT (el bono), pero hoy todavía no es un hecho”, respondió. Un rato después, otro referente del Gabinete confió a este diario que el bono de fin de año es una alternativa “muy posible”.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.