El Gobierno paga una tasa récord a ahorristas para refinanciar Letes

El piso establecido para la licitación es de 7% anual. También es buena opción para aquellos que quieren dolarizar sus carteras
Por Pablo Wende
El Gobierno jugará hoy y mañana un partido importante ante los mercados, cuando salga a refinanciar USD 900 millones de deuda que vence. Para lograrlo, el Tesoro colocará nuevas Letes a seis meses y una tasa récord, cuyo piso fue establecido en 7% anual en dólares. Pero según como se de la demanda, podría incluso admitirse un rendimiento mayor.
Para el pequeño ahorrista puede tratarse de una interesante oportunidad para dolarizarse: incluso puede comprar las letras desde el homebankig(con una cuenta comitente habilitada).
Las Letes que se emitirán tienen tres ventajas:
1. Se pueden comprar con pesos al tipo de cambio mayorista que se definirá hoy.
2. La tasa de interés en dólares es extremadamente atractiva para plazos tan cortos.
3. Y la tenencia de estos bonos no paga el impuesto a los bienes personales.
Se trata de un rendimiento récord para colocación de deuda de estas características, de plazos tan cortos. La decisión del secretario de Finanzas, Santiago Bausili, fue respetar lo máximo posible los valores de mercado, por lo que se decidió salir a una tasa muy alta teniendo en cuenta que se trata de un bono muy corto.
La otra opción que tenía a mano Finanzas era no convalidar una tasa tan alta y refinanciar sólo las Letes en poder del sector público. Pero sólo se hubiera conseguido una refinanciación del orden del 40%. El resto habría que pagarlo directamente utilizando reservas.
Ante este escenario, se optó por pagar una tasa más alta pero apuntar a la mayor refinanciación posible de las Letes que están venciendo esta semana. En el mercado había dudas respecto a la voluntad del Gobierno de convalidar estos niveles de rendimento, que serán un récord absoluto.
El Tesoro llegó a pagar el año pasado tasas inferiores al 3,5% anual en dólares para refinanciar Letes a seis meses, pero luego fue aumentando de la mano de la mayor desconfianza. En la última licitación la tasa se ubicó levemente arriba del 5% anual. Pero ahora el salto ha sido mayor.
La buena noticia es que el Bonar 2019, que vence en abril próximo, tuvo en los últimos días una recuperación cercana al 10%. Pero aún así su rendimiento quedó en 7,8% anual, que es el que se toma de referencia para esta emisión. Se trata del título más corto que tiene la Argentina y su rendimiento tan alto refleja la desconfianza de los inversores sobre la capacidad de pago del Gobierno.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.