La tasa está por las nubes y el dólar ni se entera

Reina el desconcierto en la city. La tasa trepó hasta el 65 por ciento. Dos días más para el canje de Lebac

Leve baja del billete verde pese al fortísimo torniquete monetario del BCRA. Para evitar un fiasco en la operación de canje de Lebac por Letes, Hacienda la postergó y mejoró las condiciones a favor de los bancos e inversores.
Por Federico Kucher

Las tasas de interés de las Lebac alcanzaron ayer un pico de 65 por ciento en el mercado secundario. Se trata de un rendimiento que hace inviable el funcionamiento productivo de la economía y pierde efectividad para evitar la dolarización. El equipo económico ingresó así en un círculo vicioso para frenar el alza del billete verde. El Banco Central subió a fines de abril la tasa de las Lebac al 27 por ciento para desalentar la dolarización de activos. Pero para el mercado no fue suficiente y el tipo de cambio siguió en aumento. La entidad tuvo que redoblar la apuesta en mayo fijando la tasa en 40 por ciento y luego en 47 en junio. El dólar moderó la subas por algunos días pero siempre volvió a dispararse hasta que la semana pasada alcanzó un pico de 29,66 pesos. Ahora los inversores le vuelven a marcar la cancha al BC y ya le exigen rendimientos superiores al 60 por ciento para la licitación de letras del próximo 18 de julio.
La intención de la autoridad monetaria es reducir el circulante de pesos de la economía para moderar la compra de divisas. Por eso motivo anunció a inicio de esta semana una suba adicional de 2 puntos de los encajes, una medida que potenció el aumento de las tasas de las Lebac en el mercado secundario. Esto se debe a que los bancos tuvieron que vender parte de sus letras para conseguir liquidez y cumplir con el Central. Pero esta no es la única explicación para la fuerte suba de los rendimientos. Los inversores se desprenden de las letras a cualquier precio porque ya no las consideran atractivas.
“No existe hoy un rendimiento que vuelva tentador tener pesos. El negocio de la bicicleta financiera dejó de estar en los planes de cualquier inversor y lo que se busca es conseguir dólares lo más barato posible”, indicaron a este diario en el Observatorio de Coyuntura Económica y Políticas Públicas. Agregaron que “el equipo económico tuvo que mejorar las condiciones del canje de Lebac por Letes y extenderlo hasta el jueves porque no hubo interesados. Lo que vale hoy es la liquidez”. El Ministerio de Hacienda lanzó un comunicado por la tarde anunciando que mejora el tipo de cambio al que canjeará las Lebac y alargó dos días el plazo para hacer la operación.
En reuniones de financistas hubo acuerdo en que la baja del tipo de cambio esta semana no muestra un quiebre de tendencia. Los problemas estructurales de la economía en el frente externo siguen vigentes y hasta que eso se resuelva no parece posible recuperar la confianza de los inversores. “Se puede estirar para adelante las tensiones financieras subiendo la deuda de corto plazo en dólares (Letes) y bajando el pasivo de Lebac. Pero antes o después la situación se repite y el inversor saldrá a vender los activos por la falta de credibilidad en la capacidad de repago”, detalló el informe de Julián Grancharoff, Iván Martínez y Pablo Wahren del Observatorio.
El tipo de cambio minorista registró ayer una baja de 41 centavos y la cotización cerró en 28,67 pesos. Entre operadores del mercado consideran que la baja es circunstancial y recomiendan aprovechar para comprar. Plantean que sin la posibilidad de emitir nueva deuda en los mercados internacionales es muy difícil que el dólar no suba porque el ritmo de dolarización actual es muy elevado. El Central en las últimas semanas se transformó en uno de los pocos oferentes de divisas en el mercado. Subastó ayer otros 100 millones de dólares a un precio promedio de 27,84 pesos. El tipo de cambio mayorista cerró en 27,80 pesos, al disminuir un 1,8 por ciento, tras las fuertes subas de la semana pasada que lo llevaron por arriba de 29. Las reservas internacionales volvieron a bajar y se ubicaron en 61.090 millones de dólares, con un retroceso de 144 millones. La caída ya es de 2180 millones de dólares desde que ingresó el préstamo de urgencia del Fondo Monetario Internacional en junio. En ese momento, las reservas del Central eran 63.270 millones de dólares. Los pagos de deuda externa en los últimos tres días hábiles fueron el principal factor de salida de dólares de las reservas. La subasta diaria es otro de las fuentes de salida de divisas, que ya acumulan 1400 millones de liquidación de los dólares entregados por el Fondo Monetario.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.