Dujovne empezó a apurar a los ministros para acelerar el recorte del gasto público

 

En 15 días se volverán a encontrar los ministros para llevar a Dujovne las propuestas de reducción del déficit. En Hacienda confirman metas de 2,7% para 2018 y 2,2% en 2019

 

Por  MARIA IGLESIA

 

El mensaje fue claro para los asistentes a la primera reunión del gabinete económico que tuvo al ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en el estreno de su rol de coordinador: que había que encontrar dónde profundizar el recorte en el gasto en cada una de las carteras y, a su vez, que no había que descuidar la evolución de la economía (aunque se sabe que no se crecerá como el Gobierno esperaba a principios de año).

 

“Llegó el momento del ajuste. Necesitamos avanzar en reducir el déficit y en tomar medidas ejemplificadoras”, disparó Dujovne en el inicio de la reunión. Lo escuchaban los responsables de los ministerios económicos, los secretarios de la cartera de Hacienda, y los vicejefes de Gabinete, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui.

Frente a las críticas que señalaban que Hacienda tenía una incidencia acotada en la evolución del gasto (porque algunas erogaciones están sujetas a modificaciones por fórmula, como los haberes; o porque los aumentos tarifarios los elaboran desde Energía, por ejemplo), la búsqueda por bajar el déficit fiscal se tradujo en el eje que llevó al presidente Mauricio Macri a delegar en Dujovne lograr el objetivo de achicar las cuentas públicas.

El pedido, claro y conciso, fue que algunas situaciones que ocurrieron en el pasado, como la marcha atrás en el tarifazo o mayores erogaciones que las pautadas en salarios, por ejemplo, que modifican el esquema de reducción del déficit primario planeado, no se podían dar más. “Ya no hay lugar para que ocurran momentos como estos”, explicó una fuente.

La velocidad en el ajuste tiene un interlocutor: seducir con los números fiscales al Fondo. Si bien desde el organismo buscan deslindar la responsabilidad y hasta la propia directora gerente, Christine Lagarde, dijo que “se trata del programa económico de Argentina integralmente concebido por el presidente Macri y su gobierno”, de manera oficial reconocen que el FMI pide una mayor aceleración en la reducción del déficit.

Dujovne pidió ayer a los ministros Rogelio Frigerio (Interior); Juan José Aranguren (Energía); Luis Caputo (Finanzas); Luis Etchevehere (Agroindustria); Francisco Cabrera (Producción); Jorge Triaca (Trabajo) y Andrés Ibarra (Modernización); y los representantes de Transporte y Turismo (Guillermo Dietrich y Gustavo Santos están de viaje), que preparen una lista para avanzar en qué puntos se puede achicar el gasto.

“No se puede seguir así, hay que reducir el gasto sin importar las crisis externas o las sequías”, aseguran que les dijo el funcionario. La reunión que se desarrolló en el Salón Belgrano del Ministerio de Hacienda se dio en un clima distendido y Dujovne concentró la palabra, acompañado por el secretario de Política Económica, Sebastián Galiani, y el secretario de Hacienda, Rodrigo Pena.

El hombre que encabeza las negociaciones con el FMI habló durante 40 minutos y ahora quedó a la espera de las propuestas. La próxima reunión del “gabinete económico” será en 15 días.

En ese momento, los titulares de los distintos ministerios deberán elevar por dónde se recortará.

Desde el Ministerio de Hacienda confirman que la meta fiscal para este año es el 2,7% de rojo fiscal como porcentaje del PBI, ya reducido desde el 3,2% inicial. Y, para el próximo, que por ahora es de 2,2%. No obstante, tras los pedidos de ajuste (y de que si se termina en 2,7%, el 2,2% luce “fácil” de lograr), en el Gobierno ya sobrevuela la idea de que el año próximo se podría conseguir reducir aún más el déficit. Claro, juega en contra el factor político: que 2019 es electoral.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.