Insólito: por el dólar, autos suben tres veces en mayo (acumulan 9%)

• EN LO QUE VA DEL AÑO, LOS MODELOS MÁS VENDIDOS AJUSTARON SUS PRECIOS ALREDEDOR DE 20%
Los 0 km de algunas marcas tuvieron un valor distinto cada semana del mes. Esto se debe a la fuerte incidencia de la importación en el sector. En las concesionarias ya se siente la caída de la demanda.

 

HORACIO ALONSO

Editor jefe Sociedad Ámbito Financiero

 

La suba del dólar tiene a toda la economía convulsionada y el sector automotor -que venía de dos años de calma y crecimiento- ya no puede escapar. Los precios se dispararon al ritmo del salto del tipo de cambio y provocó que en mayo algunas automotrices tuvieran más de una lista de precios. La primera fue a comienzo de mes, como es habitual. La segunda fue la primera semana, cuando el dólar pasó de $20,50 a más de $23. Eso ya fue un hecho insólito. Pero la Argentina no deja sorprender y algunas marcas difundieron el viernes una tercera lista para acomodar los precios de los 0 km al valor de la moneda estadounidense a los $25. En estos casos, los autos tuvieron un precio distinto cada semana.

Volkswagen, Renault y Peugeot enviaron a su red de concesionarias la semana pasada un reajuste de precios, dos marcas más analizaban el viernes si las difundían hoy, mientras que las otras explicaron a este diario que no estaba aún en sus planes hacerlo.

Con este triple aumento, los precios de los 0 km aumentaron 9% en promedio sólo en mayo. Las marcas que no mandaron una tercera lista ajustaron los precios en el orden de 5%. Para tener una idea del ajuste actual, la suba de los autos fue de 14% en promedio. Si se toma el precio de algún modelo de las marcas que más ajustaron, el incremento en 2018 ronda el 20%. Esto se debe a que las terminales este año buscan ganar parte de la rentabilidad resignada desde la salida del “cepo” como consecuencia de la fuerte competencia que provocó la apertura de las importaciones.

De todas maneras, si se compara con variables como la inflación o el tipo de cambio, el aumento de precio de los autos se ubica en un nivel intermedio. Desde el último día hábil de 2017, el peso argentino se devaluó 35% mientras, que la inflación en estos cinco meses (estimando la de mayo entre 2% y 2,5%) rondará el 12%.

Es que las terminales están más preocupadas por el valor del dólar que por la inflación debido a la incidencia de la importación en este mercado. El 70% de los autos que llegan del exterior mientras que el 30% restante, de producción nacional, tiene 70% de piezas importadas.

Esta suba de precios ya se siente en la demanda. Las ventas de mayo vienen, por primera vez en dos años, por debajo en la comparación interanual. La suba del dólar provoca normalmente un aliento al consumo por parte de la gente que se apura a comprar para anticiparse al traslado a precios. Sin embargo, cuando llega a niveles como los de mayo, no provoca el mismo efecto ya que atemoriza al público y frena las decisiones de compras. Es por eso que el objetivo de llegar a un mercado de un millón de unidades para fin de 2018 parece cada vez más difícil de alcanzar.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.