La energía eléctrica, el reclamo por Salto Grande y los proyectos en ciernes

Por Federico Malvasio

 

¿A cuánto se compra la energía?, ¿a cuánto se la vende?, ¿cuántos impuestos se le agregan a la boleta? Son algunas de las preguntas que empiezan a ponerse sobre la agenda pública producto de los incrementos. La provincialización de Salto Grande puede aparecer como una iniciativa idílica, pero también como un elemento de choque para modificar la matriz energética en Entre Ríos. Las propuestas que asoman y las que el presidente Macri se comprometió a estudiar.

 

El permanente incremento de la tarifa eléctrica puso de relieve información que cualquier usuario desconocía. Pero no fuese el único efecto que generó. El tema también se fue colando en la agenda pública. A los reclamos o protestas se le sumaron iniciativas parlamentarias en el ámbito provincial y nacional.

La provincialización de Salto Grande fue uno de los ejes de campaña del oficialismo en Entre Ríos. Es una idea vaga, lo que no significa que se pueda materializar. Las encuestas que manejaban en el justicialismo advirtieron que esa propuesta, la de provincializar la represa, caló en el electorado. Allí puede verse un elemento que haya motivado la insistencia pos electoral. Gustavo Bordet anunció que no sería solo un proyecto de campaña, sino que se insistiría durante su gestión.

Con frecuencia se cuestiona a los gobiernos nacional, provincial y empresas del servicio ni bien el usuario ve los aumentos en la boleta. Ahora, no todos o la gran mayoría, se detienen en observar de qué manera se constituye el monto que debe pagar.

La tarifa eléctrica se constituye, obviamente, por el precio de la energía que el gobierno nacional a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) compra a Salto Grande, entre otras empresas generadoras, para luego vender a la provincia (ENERSA, EPRE) a unos 1,10 pesos el KW/H y estas empresas provinciales distribuyen al interior con precios a la industria hasta los 4,63 pesos, y para los residenciales a unos $2,50. Pero el precio final que le llega impreso al usuario tiene dos adicionales: un 24% promedio de impuestos provinciales y un 16% promedio de impuestos municipales. Es por esto que, quizás, cueste tanto alentar las energías renovables. Sería una solución para el medio ambiente, pero un problema para el fisco.

El Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE) autorizará el aumento tarifario pedido por la empresa Energía Entre Ríos SA (Enersa), la mayor prestadora del sector, con el 71% del mercado, al que se sumaron las 18 cooperativas eléctricas.

Con el informe técnico ya concluido dispondrá que el aumento del 23% –pedido el 31 de agosto en la audiencia pública que se desarrolló en Villaguay– se aplique en dos etapas: un 15% a partir de enero y otro 8% en marzo. A eso, se sumará otro 9% desde mayo.

La audiencia pública de finales de agosto fue convocada en el marco de la resolución N º 147 del EPRE, texto en el que se planteó la revisión tarifaria quinquenal que tendrá vigencia para el período comprendido entre el 1° de junio de 2016 y el 30 de junio de 2021, en cumplimiento de lo establecido en los nuevos contratos de concesión. En este marco, tanto la distribuidora Enersa como la Cooperativa Eléctrica de Concordia presentaron sus propuestas sobre la actualización tarifaria, del 23% y el 25%, respectivamente.

 

Reducción

 

El pasado viernes se reunieron en Villaguay las Cooperativas Eléctricas Entrerrianas que abastecen a casi el 40 por ciento del consumo provincial y los senadores provinciales Ángel Giano (PJ) y Roque Ferrari (Cambiemos) y el ex senador nacional Héctor Maya (PJ) con el fin de analizar la problemática del nivel de costos para los entrerrianos de la tarifa eléctrica. En el marco de las diferentes exposiciones se coincidió en que “el futuro de Entre Ríos son los recursos naturales de su propiedad como la energía y el agua y en la necesidad de dar pleno apoyo a las gestiones del gobernador Gustavo Bordet para la provincialización de la Represa Salto Grande”.

El importante impacto que genera en la sociedad el costo de la electricidad, hizo renacer la necesidad de cumplimiento de la ley 24.954 (ley Maya), junto a la provincialización de la Represa de Salto Grande conforme la Constitución Nacional de 1994 (ley que cuenta con media sanción en el Senado entrerriano).

En el marco de las diferentes exposiciones se coincidió en que el futuro de Entre Ríos son los recursos naturales de su propiedad como la energía y el agua y en la necesidad de dar pleno apoyo a las gestiones del gobernador Bordet para la provincialización de la represa al ser el río Uruguay y la energía que genera de todos los entrerrianos y la armónica relación que el mismo sostiene con el Presidente Macri, a los fines de facilitar el restablecimiento del cumplimiento de la Ley 24.594 y que recibamos en energía, las regalías y las utilidades – excedentes de Salto Grande, lo cual permitiría sobradamente reducir la tarifa eléctrica en un 50 por ciento para todos los vecinos, comercios, productores, industriales, medios de comunicación, y además promover el desarrollo de Entre Ríos al incentivar la actividad económica y la creación de fuentes de trabajo con tarifas promocionales.

Los consejeros de las Cooperativas Eléctricas de Entre Ríos presentes pusieron de manifiesto la necesidad urgente de reclamar lo que corresponde por derecho a todos los entrerrianos, es decir la provincialización de Salto Grande y el cumplimiento de esta ley 24.954, conocida como Ley Maya, coincidiendo con los legisladores Ferrari, Giano y el ex senador Maya en que ello permitiría como mínimo, la reducción al 50 por ciento de la tarifa domiciliaria.

Al culminar la reunión, los presentes sostuvieron la importancia de continuar con esta metodología de acción, donde más allá de los partidos políticos y los factores de poder, se actúe armónicamente con la identidad de entrerrianos unidos en el objetivo de conforme a la constitución nacional de 1994, se haga realidad la provincialización de Salto Grande con el cumplimiento inmediato de la ley 24954 que dispone energía para Entre Ríos.

Durante los últimos 12 años, el megawatt/hora el gobierno nacional lo pagó 120 pesos, a Salto Grande. Cuando llegó Mauricio Macri a la Presidencia, su ministro de Energía, Juan José Aranguren, lo duplicó y lo comenzó a pagar 240 pesos a la CTM, ya que a las generadoras privadas y de otro tipo de generación se le reconocen precios mas altos.

A modo de ejemplo, la cooperativa de Concordia, por mas o menos la misma cantidad de MW/H, en enero de 2016 pagó 5 millones de pesos, en enero de 2017, pagó por igual cantidad, 14 millones de pesos, ya en enero de 2018, siempre mas o menos igual cantidad de MW/H, pagó 38 millones de pesos y en febrero de este año pagó 42 millones de pesos

 

Proyectos oficialistas

 

El senador Giano presentó junto con el bloque que preside y con el acompañamiento del monobloque del senador Exequiel Blanco un proyecto por el cual se solicita “al gobierno nacional disponga la pronta disminución del costo del megavatio pagados por las distribuidoras dentro del territorio de la Provincia de Entre Ríos, por ser la provincia la generadora del recurso con la represa de Salto Grande, entre otras razones”.

La petición se basa en “el gran incremento del costo que pagan los usuarios por la tarifa eléctrica, que ha llegado con subas que van del 32 al 34% para los usuarios residenciales este año; y cuyos valores mayoristas llevan un acumulado desde el año 2016 de $120 a $ 1200 que ha generado un gran malestar en toda la sociedad, dando origen a marchas públicas y la presentación de un amparo como sucedió en Concordia y en Paraná”.

“El gobierno nacional es quien en audiencias públicas fija las actualizaciones de las tarifas de energía eléctrica mayoristas, y el que ha definido la quita de subsidios a favor de las empresas privadas que generan energía en perjuicio de, en nuestro caso, todos los entrerrianos”, señaló Giano para añadir que a esto además hay que agregarle la actualización que por la inflación va teniendo el costo del watt, por lo cual su reclamo se dirige hacia el gobierno nacional sobre todo teniendo en cuenta que la provincia de Entre Ríos es una de las principales generadoras de energía – por el aporte que realiza la represa de Salto Grande al Sistema Eléctrico Nacional de aproximadamente un 10%.

Luego de la visita del primer mandatario nacional, el intendente de Concordia, Enrique Tomás Cresto, le comentó a Macri sobre  comprar la energía al mismo precio al que se vende. El Presidente- comentó el jefe comunal- prometió estudiar los proyectos.

“Así como hay provincias que tienen la promoción industrial y otras tienen regalías mineras, nosotros entendemos que esta región que produce el 8% de la energía del país, y también para que se cumpla con los objetivos que se plantearon cuando se decidió construir la represa de Salto Grande, podamos acceder a comprar la energía a un precio diferenciado”, dijo Cesto luego de entregarle la iniciativa al jefe de Estado (Ver recuadro)

La provincialización de Salto Grande por su marco jurídico binacional suena a una iniciativa idílica, pero puede ser la puerta de una reforma en la matriz energética en la provincia que hace décadas pone el recurso.

 

 

Las tres propuestas de Cresto

-Comercialización directa: Actualmente la represa de Salto Grande vende a CAMMESA la energía que produce a $ 240.- el MwH. Luego las distribuidoras provinciales recompran esa energía a CAMMESA pagando $ 1.080,50 o $ 1.395,50 el MwH (según sea para consumo residencial o no residencial, respectivamente). Como parte del compromiso asumido en el acta fundacional del proyecto Salto Grande, la provisión de energía a la región a precio de “boca de represa” y sin costos adicionales de transporte (ya que solo se usa el tramo que une la represa y cada una de nuestras ciudades) permitiría un justo resarcimiento histórico y amortiguaría el impacto de la suba de tarifas.

-Regalías en especie: La Secretaría de Energía de la Nación contempla la posibilidad, bajo determinadas condiciones, de que las provincias que cobran regalías hidroeléctricas opten por cobrarlas en especie hasta un máximo equivalente al 20 % de la energía adquirida por las distribuidoras provinciales. Si como resultado de las gestiones se logra que Entre Ríos sea habilitada a utilizar este mecanismo, se podría aprovechar la diferencia de precio entre los $240.- a que vende Salto Grande y el precio mayorista ($ 1.080,50 / $ 1.395,50) para subsidiar a los consumidores de la región.

-Ampliación de la Tarifa Social: Actualmente este mecanismo reduce el costo energético para las familias que cumplen ciertos requisitos (ingreso familiar bruto inferior a dos salarios mínimos, no poseer un vehículo de menos de 10 años, etc.). Estos requisitos son muy restrictivos, haciendo que solo alrededor de 12.000 familias accedan a la tarifa social. El intendente propondrá que se corrijan para la región esos criterios, adoptando parámetros similares a los utilizados por el INDEC para medir la actividad socio económica. Y también que se incorpore a todas las familias que sufrieron inundaciones. Con esas correcciones en Concordia se ampliaría significativamente el número de familias alcanzadas por el beneficio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.