Creando Valor a Través de la Gestión de las Personas en las Organizaciones

Por Psp. Liliana Peralta Ramírez y Lic. Hugo Reyes. Directores de Cadena de Valor, Consultora Integral de Empresas (Paraná, Entre Ríos, Argentina).

 

Cuando fundamos nuestra Consultora elegimos el nombre inspirados en el concepto de Michael Porter, y lo re significamos desde el lado humano, ya que precisamente son las personas las que le dan coherencia a esta “cadena”.

Hoy en día, son pocas las Empresas que no destinan importantes inversiones a la gestión de sus Recursos Humanos (selección, capacitación y desarrollo), pues es cada vez más relevante hacia el interior de las Organizaciones la preocupación por los empleados y la administración de este “recurso” de la manera más eficiente posible.

Nos preguntamos: ¿La “gestión de los recursos humanos” en las empresas de la región son una verdadera ventaja competitiva?

Desde nuestra experiencia profesional, apreciamos que las empresas sigue sosteniendo el Paradigma: Personal = Gasto, lo cual se traduce en la práctica en la fuga de talento que se presenta en las empresas, sobre todo por parte de los jóvenes profesionales, ávidos de cambio y nuevos y variados desafíos. ¿Cómo los retenemos, qué les ofrecemos, cómo logramos que desplieguen todas sus potencialidades?, siendo un desafío que nos interpela permanentemente.

Detectar entonces ese talento, junto con diseñar estrategias de retención y compensación, son algunas de las tareas que deben establecer las empresas junto con sus Área de Recursos Humanos o quien se ocupe de estos temas en las mismas.

La labor de las Consultoras Especializadas en Recursos Humanos:

Ya sea que se trate de una gran empresa multinacional, una mediana empresa o un pequeño negocio, el valor humano que aporta cada uno de los trabajadores que forman parte de la Nómina resulta crucial para el buen desarrollo y funcionamiento de la empresa en cuestión.

Partiendo de esta premisa, es preciso tener una óptima gestión de sus recursos humanos, y derivado de ello, por nuestra tarea, podemos expresar las ventajas que para la consecución de tal fin aportan las consultoras de recursos humanos.

No todas las empresas están en condiciones de tener a tiempo completo especialistas en cada tema. Las consultoras especializadas, a las que pueden recurrir las empresas de nuestro medio, les brindan una plataforma profesional y especializada en evaluaciones efectivas de equipos de trabajo, con la finalidad última de que sus Nóminas resulten lo más competitivas, profesionales y eficiente posibles.

En esa línea de trabajo, como consultora de recursos humanos de apoyo, podemos aportar a las empresas que contratan nuestros servicios una atención personalizada, proporcionando informes efectivos basados en situaciones reales según las necesidades y caracteres de cada negocio, realizar una investigación actualizada de las necesidades del mercado, así como destacar por un amplio manejo de las herramientas tecnológicas más actuales para la consecución de los objetivos profesionales.

Las más destacadas ventajas que pueden brindar las Consultoras a las empresas de la Región son las siguientes:

• Mejorar la selección de personal: ayudando a seleccionar a los candidatos más adecuados para la vacante que la empresa que precises cubrir.
• Mejora del desempeño profesional: identificando el estado de cada trabajador, sus aptitudes y capacidad de desarrollo profesional en la empresa.
• Facilitar el trabajo del Departamento de RR.HH: evaluando de forma rápida, fácil y efectiva a la Nómina o Dotación de Personal.
• Adecuación de la promoción interna: pudiendo conocer quién y en qué modo está más capacitado para promocionar internamente en la empresa.
• Mejorar la retención del talento en la empresa: trazando las estrategias adecuadas para que el talento profesional de la empresa permanezca en la misma por mucho tiempo.

Conclusiones Finales:

Pretendemos revalorizar el rol que cumplen los recursos humanos en nuestras organizaciones.

Es importante reconocer al recurso humano de la organización como un “socio” que añade valor a la labor cotidiana y no como alguien que sólo ofrece un servicio.

No existe ninguna posibilidad de que las organizaciones de nuestro medio puedan alcanzar metas competitivas, si las personas que las forman no se encuentran aptas, desde el punto de vista de la formación y de las actitudes, para llevarlas adelante. Las organizaciones de hoy ponen énfasis en la capacidad de los gerentes para manejar a su personal. La gente seguirá a quienes puedan demostrar que tienen la voluntad y la capacidad para dar respuesta a sus necesidades, potenciando sus fortalezas y mejorando sus habilidades. De esta manera, el hombre se convierte en el protagonista del éxito de cualquier estrategia empresarial.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*