Destacan los créditos UVA, pero mientras Curutchet prefiere ver el vaso medio lleno, Supervielle alerta por inflación

Los titulares del los bancos Provincia y Supervielle debatieron sobre el sistema financiero en un panel del Congreso Económico Argentino en el marco de la ExpoEfi. Esperan que pronto esté habilitada la securitización de hipotecas.

por MELINA MANFREDI
En febrero, el 94% de los créditos hipotecarios otorgados fueron en UVA.

En la segunda jornada del Congreso Económico Argentino, Juan Curutchet, titular de Banco Provincia, y Patricio Supervielle, presidente de Banco Supervielle, compartieron un panel en el que hablaron sobre el boom de crédito, el financiamiento del sector bancario, la necesidad de bajar la inflación y los desafíos aun pendientes de la gestión de Mauricio Macri.
Curutchet fue muy elogioso con la gestión de la actual gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. “Nos encontramos una situación crediticia muy compleja para la Provincia, que tenía una deuda de $ 30.000 millones con el grupo Bapro. Desde el 10 de diciembre de 2015, María Eugenia Vidal jamás le pidió plata prestada al banco. Esto permitió una expansión fenomenal del crédito a la economía real”, expresó. En la misma línea, el titular del Banco Provincia sostuvo que se está construyendo un país de propietarios en lugar de uno de inquilinos.
Créditos UVA
Tanto Curutchet como Supervielle destacaron el crecimiento de las hipotecas gracias a la aplicación de los préstamos UVA. “En hipotecarios, la relación con el PBI era de 0,5%. Con los créditos con capital ajustable se dio una explosión de demanda. Eso habla de la necesidad insatisfecha y de la confianza en que la inflación va a caer. Esto le va a dar un combustible de crecimiento a las hipotecas para los próximos 10 o 15 años”, pronosticó Supervielle.
En ese sentido, el titular del Provincia afirmó que “bajar la inflación es un objetivo nacional” y opinó que se avanzará en ese sentido en la medida en que se “trabaje en equipo”. También aprovechó para hacer una comparación con la gestión previa: “La situación anterior era que teníamos inflación alta pero nos habíamos negado la posibilidad de contratar a largo plazo porque no se podía indexar el crédito. Se pagó un precio muy alto por negar la realidad”, sentenció.
Con respecto al riesgo que muchas veces se le critica a los préstamos UVA, Supervielle afirmó que es clave bajar la inflación porque, aunque el BCRA puso un mecanismo de resguardo para quien toma el crédito (que consiste en el alargamiento de plazos si el salario pierde contra la inflación), “los que compren un instrumento de securitización no van a aceptar ese riesgo contingente”.
Por su parte, Curutchet consideró que “hay una tendencia a ver la mitad vacía del vaso” y agregó: “Colocamos (todo el sistema) 50.000 hipotecas el año pasado y tenemos 50.000 familias felices. La gente entiende perfectamente. Hace los números y con este sistema la alcanza; con el otro, no. Las estadísticas dicen que los salarios le han ganado históricamente a la inflación. Desde 2018, vamos a tener unas 80.000 hipotecas y 80.000 familias felices”.
Securitización de hipotecas
Los ejecutivos bancarios se mostraron confiados en que la Ley de Mercado de Capitales salga en las próximas semanas y habilite la securitización de hipotecas, es decir, la venta de su cartera de créditos en el mercado.
Mientras tanto, Curutchet aseguró que en el primer trimestre de 2018 los depósitos crecieron “a la par” con los préstamos. Supervielle, por su parte, auguró que “los depósitos van a venir a mediano plazo. Primero vinieron en dólares. Gradualmente, con la baja de la inflación, va a haber un cambio de mentalidad” y llegarán los depósitos en pesos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.