Los cargos ocultos que supone operar con tarjeta de débito

Desde el primero de este mes, todos los comerciantes y monotributistas deben ofrecer esta modalidad de pago. Esta medida tiene beneficios pero presenta cargos

por ANA CLARA PEDOTTI

Desde que comenzó el mes rige la obligación para todos los comercios y prestadores de servicios de aceptar pagos con tarjeta de débito. La medida, que apunta a aumentar la bancarización de los clientes y reducir los costos de operar en efectivo, plantea una revolución para aquellos comerciantes y profesionales que hasta hace poco se manejaron únicamente con cash.
Además de la inversión inicial en la terminal POS, el profesional o comerciante deberá tener en cuenta los impuestos y los aranceles que tanto el fisco como las operadoras de los plásticos cobrarán por la operación. le cobrará por la operación y los aranceles que las operadoras de los plásticos.

Lo primero que el comercio necesita para cobrar con tarjeta es contar con una terminal POS. Los requisitos para acceder a ella son contar con un CUIT y una cuenta bancaria.
Posnet y Lapos son los principales proveedores de terminales Pos, que tienen un costo fijo mensual de mantenimiento, que va hasta los $400.
Otras alternativas son Mercado Pago y Todo Pago, las plataformas de pagos online más importantes, que ofrecen dispositivos que se conectan al teléfono celular o tableta para recibir pagos con tarjeta. Tienen un costo inicial por el lector y después sólo un porcentaje por cada transacción. En general, Mercado Pago cobra un fee de 4,45% más IVA, mientras que en Todo Pago, la comisión es de 3,99%.
Estos pos portátiles pueden ser la opción elegida por taxistas, contadores, paseadores de perros y otros rubros que no posean un lugar físico.
“De acuerdo al volumen de ventas con tarjeta que tenga el negocio o comercio va a convenir usar alguna de estas opciones o integrar todas para ofrecer a los clientes tantas alternativas como sea posible”, explicó Matias Doublier, COO y fundador de Increase. la plataforma fintech que controla los pagos con tarjeta que reciben los negocios para transparentar estos movimientos.
Además, se debe tener en cuenta los aranceles que cobran los plásticos. Este año comenzó la segunda etapa de baja de estos aranceles, tras la pelea entre los comerciantes y las gerenciadoras de tarjetas en el Congreso. Así, las operaciones con débito deben abonar un fee de 1,1%. Tal como está estipulado por la normativa, en 2019 el arancel se reducirá a 1% y en un escalón anual de 0,1% por año, hasta llegar al 0,8% en 2021.
Por último, no se debe olvidar que los plásticos actúan como agentes de percepción y retención dentro del país.”Por ejemplo, el 5 de Mayo las tarjetas deben pagarle a un comercio $10.000. Sobre dicho monto la tarjeta realizará Retenciones y Percepciones. El monto de las retenciones y percepciones será entonces sobre el Monto Total a pagar. No solamente sobre los descuentos aplicados por la tarjeta. Por lo cual suponiendo que la tarjeta va a retener un 3% de IIBB sobre estos $10.000, pagarán $10.000 menos el 3% ($300)”, detalló Doublier.
Las cámaras empresarias aconsejaron cumplir con la normativa, más allá de los costos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.