Tibio avance por pago de deuda de Nación a Santa Fe, sin cash y con plan canje

• SE REUNIÓ EL GOBERNADOR MIGUEL LIFSCHITZ Y EL MINISTRO DEL INTERIOR ROGELIO FRIGERIO
Sobre el filo de la fecha límite que establece el Pacto Fiscal, la Casa Rosada dio un primer guiño a la provincia. Con pocas precisiones, ofreció saldar monto adeudado con bonos y financiación de obras.

ARIEL BASILE

Acercamiento. La reunión de ayer entre Lifschitz y Frigerio fue apenas el inicio de una negociación que se extenderá en los próximos días.
A dos semanas de la fecha límite que marcó el Pacto Fiscal, Nación tuvo el primer acercamiento a Santa Fe para presentar una propuesta de pago por la deuda por la retracción de fondos coparticipables para financiar a Anses. La oferta de la Casa Rosada al gobernador Miguel Lifschitz, aún en esbozo y poco precisa, no contemplará efectivo y la cancelación del monto será con obras y bonos.

La deuda tiene fallo favorable de la Corte Suprema y fue una piedra para que el mandatario socialista rubricara el Pacto Fiscal, ya que el acuerdo firmado por los gobernadores conduce a la desestimación de las demandas al Estado nacional. Y Lifschitz estuvo a punto de bajarse de la mesa, hasta que se añadió una cláusula que contempla un acuerdo entre las partes, con vencimiento el 31 de marzo.

Por eso, la reunión fue calificada por ambos bandos como positiva (más optimismo nacional que santafesino) sólo por tratarse de un primer acercamiento. Aunque con escaso nivel de precisiones representó una señal de buena voluntad. No es poco si se tiene en cuenta que Lifschitz reclamaba al menos un guiño desde hace largos meses. Guiño que nunca llegaba desde Balcarce 50.

La reunión de ayer se realizó en el despacho del ministro del Interior Rogelio Frigerio. Estuvieron también el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, el secretario de Provincias y Municipios Alejandro Caldarelli, el diputado provincial de Cambiemos Federico Angelini. Y por el rincón santafesino se sentaron Lifschitz y su ministro de Economía, Gonzalo Siglione.

La cifra original de $23.000 millones la provincia la actualizó a $51.520 millones para finales de 2017, al aplicar la tasa activa del Banco Nación bajo la modalidad sumada, es decir, sin capitalizar.

Sin embargo, aunque se destacó el primer paso para destrabar la deuda, el esquema de “cero efectivo” es el principal escollo que deberán sortear en la próxima reunión, cuando la semana próxima se realice el segundo round con datos concretos y comisiones técnicas provinciales y nacionales. Sí quedó claro que la propuesta santafesina a Nación de julio pasado quedó lejos. Allí Lifschitz pedía: $15.000 millones en efectivo en 24 cuotas mensuales y emisión de títulos públicos nacionales por el saldo restante.

A esto se suman rumores que indican que Nación elevará un monto actualizado de $35.000 millones, lejos de los más de $50.000 millones que reclama Santa Fe.

Tampoco quedó claro qué obras financiaría Nación ni cuáles serían los títulos que se ofrecerán. Como dijo el gobernador a modo de chiste durante el encuentro: “No sea cosa que se salde la deuda con obras que paga Santa Fe”. Lifschitz pujará por la financiación del puente para unir las ciudades de Santo Tomé y Santa Fe, un viejo anhelo provincial.

Tras el encuentro, el gobernador santafesino señaló a la prensa: “Nos quedan menos de 20 días para hacer un trabajo intenso para tratar de llegar a un acuerdo que respete el Pacto Fiscal. Vamos a defender los intereses de Santa Fe”, y recordó que el texto final del acuerdo deberá pasar por la Legislatura local.

“No tenemos una cifra definida porque sería como sumar peras con manzanas. Hay que analizar de qué se tratan las obras, cuáles serán, qué costo tienen. También tenemos que analizar los bonos y su valor de mercado. Tenemos trabajo para seguir las negociaciones”.

Desde despachos nacionales calificaron la reunión como “muy positiva” y recalcaron que apenas fue “el inicio de la negociación”.
ámbito.com

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.