Mega DNU abre ventana a una guerra de tasas de interés

• INQUIETUD EN EL MERCADO POR AGRESIVA ESTRATEGIA DE UNA FLAMANTE ENTIDAD SOBRE CAJAS DE AHORRO
A partir de la eliminación de restricciones sobre la garantía a los depositantes se generan nuevas oportunidades de negocios.

JORGE G. HERRERA

El mega DNU que lanzó el Gobierno en medio del verano barrió con un cúmulo de restricciones y reordenó distintas normas para el quehacer económico y financiero. Entre las que fueron afectadas por el megadecreto hubo una que modificó los límites para la garantía de los depósitos cuya operatoria está en manos de SEDESA.

El 23 de febrero pasado, tras los cambios implementados por el directorio del BCRA, se difundió el texto ordenado de la nueva normativa del sistema de seguro de garantía de los depósitos. Al respecto el cambio más significativo, en términos de mayor competencia potencial en el sector, está vinculado con los depósitos en caja de ahorro.

Cabe recordar que el sistema creado en los 90 establecía que si los rendimientos pagados por los bancos a los depósitos a la vista y en caja de ahorro superaban en 2% (200 puntos básicos) a la tasa del Banco Nación se perdía la protección de SEDESA. Ahora no existe tope porque lo eliminó el DNU. El BCRA solo dejó restricciones para los casos en que paguen más en caja de ahorro que el promedio de plazo fijo.”En la practica lo que se ha hecho fue habilitar la competencia en cajas de ahorro”, explicó una fuente del ente monetario. “De todas maneras, se mantiene alguna restricción porque no se quiere que alguien pague una locura, porque sabe que quiebra”, agrega.

Esta novedad no hace otra cosa que abrir toda una nueva decisión de competencia entre las entidades financieras. De hecho, existe inquietud en el mercado porque trascendió la estrategia que lanzaría una flamante entidad privada que saldría a pagar una tasa del 8% para los depósitos en caja de ahorro. De concretarse esta movilidad comercial generaría un torbellino no solo por semejante ventaja (en la actualidad las tasas de interés para las cajas de ahorro se ubican muy debajo de ese nivel, al que podría denominarse testimonial por ser netamente negativas en términos reales) sino por “represalias” o redoble de apuesta de parte de la competencia.

Desde el punto de vista del ente monetario sería una buena noticia porque despabilaría al mercado. Desde el advenimiento de Cambiemos el BCRA busca profundizar la competencia en todo el sistema financiero. Así fue liberando y flexibilizando normas y eliminando restricciones y fomentando la competencia.

Ahora que el DNU liberó todo y el BCRA corrió la restricción (tiene igual la potestad de ponerla donde más crea conveniente) el segmento de cajas de ahorro podría erigirse como un nuevo canal de competencia por la materia prima de los créditos, que por ahora, sigue siendo muy barata para los bancos. Es prácticamente un fondeo gratuito.

Según el nuevo texto, las exclusiones a la garantía son “los depósitos a la vista en los que se convengan tasas de interés superiores a las de referencia, y los depósitos e inversiones a plazo que superen 1,3 veces esa tasa o la tasa de referencia más 5 puntos porcentuales -la mayor de ambas- . En cuanto a las tasas de referencia, señala que”son difundidas periódicamente por el BCRA, determinadas según el promedio móvil de los últimos cinco días hábiles bancarios de las tasas pasivas que, para los depósitos a plazo fijo de hasta $100.000, surjan de la encuesta del BCRA”. “También quedarán excluidos cuando esos límites de tasas de interés fueran desvirtuados por incentivos o retribuciones adicionales”, agrega la norma. La nueva normativa también se aplica a los depósitos UVA.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.