Productores porcinos se capacitaron en soluciones ambientales

POR CAPPER •
El ingeniero Fernando Raffo brindó una charla sobre el tratamiento de efluentes en las granjas porcinas. Fundamentalmente, explicó los distintos sistemas lagunares y los biodigestores.

La Cámara de Productores Porcinos de Entre Ríos (Capper) convocó al ingeniero Fernando Raffo para poner sobre la mesa diferentes soluciones ambientales que se pueden implementar en las granjas de la provincia. El encuentro se llevó a cabo el pasado jueves 23 de noviembre en el Salón Coopar de la localidad de Aranguren.
El docente de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) Concepción del Uruguay y asesor ambiental de una planta frigorífica planteó, por un lado, los diversos sistemas lagunares de tipo anaeróbicos, facultativos y aeróbicos. Por otro, explicó cómo es posible llevar a cabo proyectos con biodigestores.
En esta línea, el especialista instó a los productores porcinos a pensar no sólo en términos productivos cuando emprenden en el sector, sino también ambientales. Al respecto, remarcó que en el mediano y largo plazo la inversión se amortiza y hasta es posible generar energías alternativas para autoconsumo y reducción de costos.
LAGUNAS. En relación a los sistemas de lagunas, explicó cuáles son las condiciones preliminares para el tratamiento de efluentes, tales como los estudios planialtimétricos, balances y estudios de suelos, además de los estudios hidrológicos y ambientales. En este sentido, advirtió que siempre es necesario pensar en el impacto que genera la instalación de granjas.
Sobre este último punto, detalló cómo es posible minimizar la filtración de elementos contaminantes en los suelos, cómo tener en cuenta los vientos para reducir olores, las distancias necesarias de los centros poblados o de viviendas rurales e incluso de otras actividades productivas.
Asimismo, Raffo planteó alternativas de reutilización para riego forestal y riego agrícola. Sobre ambos, detalló los controles y monitoreos necesarios y destacó que es posible transformar el problema de los efluentes en un beneficio ambiental y económico.
BIODIGESTORES. Por otro lado, sobre los biodigestores, subrayó que reducen la concentración de materia orgánica, los malos olores de los purines y el contenido de microorganismos patógenos, además de producir energía de biogás. En este sentido, subrayó la importancia de lograr un “balance energético positivo”.
Asimismo, el docente remarcó que son sistemas biológicos y que incluso se pueden reutilizar para producción de fertilizantes con fines agrícolas. Destacó la generación de energía para autoconsumo y la consecuente posibilidad de lograr un ahorro. Finalmente, recordó que es posible realizar estas inversiones y que hay experiencias exitosas en la provincia.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*