La soja cae por tercera jornada consecutiva en Chicago

 

Los futuros de la oleaginosa no lograron sostener las ganancias mostradas a comienzos de la jornada y la posición noviembre cerró en torno a 353 U$S/tn.

Los futuros de soja no lograron sostener las ganancias mostradas a comienzos de la jornada y la posición noviembre cerró en torno a 353 U$S/tn, presionada por la proximidad de la cosecha en Estados Unidos (EE.UU.) y la abultada oferta de mercadería en la plaza internacional. Sin embargo, el reporte mensual que el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA) dará a conocer el día martes, generó incertidumbre ya que el mercado espera un ligero recorte en los rindes y en los stocks finales para el país del norte. “En detalle, para EE.UU. el recorte sería de 1 qq/ha hacia los 32,28 qq/ha de rinde promedio nacional. Como consecuencia de ello, la producción descendería de las 119 millones de toneladas hacia las 117,79 millones. De todas formas, de concretarse dichas estimaciones resultaría un gran volumen para el mercado”, explicó la corredora Grimaldi Grassi (GG). En tanto, el mercado aguarda las consecuencias del huracán Irma, y de un clima más seco y con temperaturas más frías en el corto plazo, sobre la principal región sojera de EE.UU.

Por su parte, los contratos de maíz terminaron con ligeras ganancias y la primera posición se ubicó en torno a los 136 U$S/tn ya que el mercado espera leves recortes sobre las estimaciones mensuales de USDA para EE.UU. “En detalle, los analistas proyectan un recorte en el rinde promedio de alrededor de 1 qq/ha, quedando la estimación final en 105,57 qq/ha. Así, la producción del país del norte quedaría en 356,51 millones de toneladas, que representa un ajuste cercano a las 3 M tn. Sin embargo, la oferta sigue siendo amplia, donde además los precios del cereal enfrentan la presión estacional de la cosecha en EE.UU.”, indicó el reporte de GG.

En tanto, los futuros de trigo finalizaron con pérdidas, ubicándose la entrega pactada en diciembre-17 por encima de los 159 U$S/tn como consecuencia de la abultada oferta global, especialmente desde Rusia. “La cosecha de invierno finalizó en dicho país, donde además está comenzando la recolección de la variedad de primavera. Sin embargo, los analistas comentaron las dudas que hay acerca de la capacidad logística del país ruso, para llevar a puerto semejante producción en tiempo y forma. En tanto, el mercado sigue de cerca la seca que atraviesan Ucrania y Australia, que limitó mayores pérdidas en la rueda”, detalló la corredora.

infocampo.com.ar

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*