Hubo fiebre de dólar pero ventas oficiales le bajaron la temperatura

El dólar saltó 23 centavos en las pizarras minoristas hasta llegar a $ 17,90. En cambio, el mayorista subió sólo un centavo después de haber trepado 24 centavos en la rueda.

 

por  MATÍAS BARBERÍA

 

El dólar que ofrecen los bancos a clientes minoristas avanzó con un nuevo salto ayer hasta cerrar en $ 17,90 para la venta. Sin embargo, más allá de otro récord más para el precio de pizarra, las miradas se concentraron ayer en las ventas de divisas que canalizó el Banco Provincia y que evitaron que el precio que pagan los grandes jugadores batiera su propio récord. Los operadores aseguraban ayer que se trataba de una intervención para frenar al dólar, pero fuentes oficiales lo descartaron y señalaron que se trató de una operación genuina de venta de divisas de deuda.

El dólar mayorista gana 4,91% en lo que va de julio, 9,35% en lo que va del año y 16,60% en los últimos 12 meses. Todavía va por detrás de la inflación, que acumuló 11,8% en el primer semestre.

 

El salto de 24 centavos del minorista se contrapuso a un avance de apenas un sólo centavo para el mayorista, que cerró en $ 17,43. El minorista, que suele contagiarse de las tendencias del mayorista con cierto retraso, no llegó a sentir el impacto de las ventas oficiales porque fueron sobre el final de la rueda.

Según contaron operadores, sobre el final de la rueda sucesivas ventas que asignaron al Banco Provincia derrumbaron 23 centavos al mayorista desde el precio máximo que había tocado en el día.

Fuentes del mercado contaron a El Cronista que los cerca de u$s 500 millones que se sumaron a reservas la semana pasada por la colocación de un bono en euros por parte de la Provincia de Buenos Aires empezaron a volcarse ayer al mercado cambiario. Las reservas terminaron ayer en u$s 47.866 millones, una caída de u$s 272 millones respecto a su nivel del viernes como resultado de esta venta, entre otros factores.

En las mesas leyeron que se trató de una intervención para frenar a un dólar que sube demasiado rápido. “La primera venta se ofreció 10 centavos por debajo del mercado, y después fueron haciendo ventas a la baja”, dijeron en un banco privado.

“La leve suba que registró el dólar hoy respecto del nivel alcanzado el viernes pasado no parece responder a un ajuste espontáneo del mercado luego de un período de alzas importantes sino más bien a una estrategia de regulación oficial que contó con la ayuda de la banca pública para acotar la evolución de los precios”, escribió Gustavo Quintana de PR Corredores de Cambio.

Sin embargo, el Banco Central (BCRA) no salió ayer a golpearse el pecho para atribuirse el tope al dólar como sería de esperar si es que quisiera mandar una señal, sino que fuentes allegadas a la entidad descartaron las ventas como una necesidad puntual de pesos del distrito que gobierna María Eugenia Vidal.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.