El dólar libre puede bajar a $13, pero será el árbitro de las elecciones

Es factible que la cotización de la divisa norteamericana caiga en estos días, aunque las probables subas de julio, una complicación en el panorama electoral del kirchnerismo

Por: Luis Beldi

Crédito: Bloomberg

La necesidad de pagar los sueldos más altos por los nuevos convenios y los aguinaldos hicieron que los grandes compradores de dólares se dedicaran a guardar los pesos para hacer frente a esas obligaciones.

Esta ausencia de billetes argentinos secó la plaza y el dólar bajó 33 centavos en los últimos dos días para cerrar a 13,32 pesos. Tal vez en esta semana llegue a $13 en el mercado libre. Pero esta oscilación no tapa que algo cambió en la Argentina: el dólar pasó a ser una amenaza cierta para el resultado de las elecciones presidenciales y puede retomar la suba en julio. El más perjudicado, obviamente, es el oficialismo.

Por eso la cumbre gubernamental del fin de semana analizó medidas para frenarlo. Claro que todo lo que tienen entre manos es su arma preferida: los controles policiales. Las medidas monetarias, como subir las tasas de interés, los atormentan. Y este tema enfrenta al ministro de Economía, Axel Kicillof, con el presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli. Pero las recetas de Kicillof suenan a música porque prometen resultados sin sacrificar consumo.

Lo cierto es que el viernes en medio de operativos policiales, el dólar bajó a $13,32 ¿Nadie le avisó a las fuerzas de seguridad que las cuevas que operan dólares ahora están en Once y en Liniers frente a la terminal?

Después del pago de salarios y aguinaldos, julio abrirá con récord de venta de dólar ahorro. Como anticipo, este viernes se vendieron 21,52 millones. En los últimos tres días la escalada fue de 17 millones, 18 millones y 21 millones. En lo que va del mes se vendieron casi 450 millones en la ventanilla de los bancos. El ahorrista apuesta a la suba del dólar más allá de esta baja que consideran temporal.

Por eso también se cubren con bonos en dólares con legislación argentina que están a salvo de los fallos del juez Thomas Griesa.

LAS CARTERAS SE DOLARIZAN: EN UNA SEMANA GANARON LO QUE LOS PLAZOS FIJOS LOGRARON EN TRES MESES Y MEDIO

En la semana el Bonar 24 subió 3,85 por ciento; el Boden 2015 lo hizo en 2,64% y el Bonar X que vence en 2017, anotó 5,24 por ciento. El dólar libre en ese lapso subió 2,65 por ciento. No hay duda que las carteras se están dolarizando en billetes y en títulos de la deuda. Las ganancias son considerables.

Por supuesto, el plazo fijo está perdiendo su esplendor porque ya no es garantía de que le va a ganar al dólar. Los tenedores de dólares en una semana ganaron lo que los ahorristas de plazo fijo en 3 meses y medio.

Los bancos también son los grandes favorecidos por la suba del billete norteamericano. Sus tasas subieron para enfrentar el alza de la divisa y sus acciones en dólares aumentaron de precio, lo que les garantiza mejores balances.

En la bolsa las acciones de las entidades financieras estuvieron entre las preferidas. Francés (+9.07%); Galicia (+7,35%) y Macro (+7,07%), estuvieron entre las más destacadas. Aunque si el Merval, el indicador de las acciones líderes, aumentó casi 3% en la última semana fue por obra de Petrobras que subió 2,60% e YPF, el otro papel de elevada ponderación para medir el índice, que creció 5,14 por ciento.

INVERSORES EVALÚAN QUE, A MAYOR SUBA DEL DÓLAR, MÁS SERÁN LAS CHANCES ELECTORALES DE MAURICIO MACRI

Con la compra de 340 millones por parte de la mesa de dinero del Banco Central, las reservas subieron en la semana 7 millones y llegaron a 33.826 millones de dólares. La cifra es exigua para quien quiere mantener unas reservas elevadas, pero hay que observar que en estos cinco días, se vendieron 85 millones en la ventanilla de los bancos y se pagaron por importaciones de energía por 235 millones, se le dieron 53 millones a las armadurías fueguinas y automotrices y se pagó deuda externa por 45 millones. La salida total fue de 408 millones.

Esta diferencia entre ingresos y egresos ponen en duda la real magnitud de las reservas del país.Siempre se paga más de lo que ingresa.

Lo cierto es que la suba del dólar no solo beneficia a la Bolsa, sino que hace crecer las chances de Mauricio Macri. Por lo menos eso piensan los inversores cuando hacen sus apuestas. Las encuestas recientes dan una leve disminución en la intención de voto de la fórmula Scioli-Zannini y aleja la posibilidad de un triunfo en primera ronda. Este dato alienta a inversores dispuestos a asumir riesgos en el mercado financiero. Se espera una semana de convulsión por la cantidad de pesos que va a tener el mercado vía sueldo y aguinaldos y por el pequeño cambio de expectativas electorales.

El problema para el Gobierno es que si el dólar sube, esos pesos van a salir del consumo para refugiarse en el dólar. Un operador de bolsa recordó un dicho antiguo del mercado: «La gente vota todos los días con el precio del dólar».

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.