Lavagna: «Esta transición política me hace acordar a la de 1999»

El ex ministro de Economía y actual asesor de Massa visitó los estudios de InfobaeTV. Criticó tanto al gobierno nacional como al PRO porque «quieren volver a endeudar a la Argentina, como ya sucedió en el pasado»

Por: Pablo Wende

Roberto Lavagna, en los estudios de InfobaeTV: «ni populismo, ni conservadurismo, hace falta acercamiento y diálogo»

Roberto Lavagna, ahora vinculado al Frente Renovador, consideró peligroso el intento de polarizar el electorado «porque hay dos propuestas que representan extremos, el populismo y el conservadurismo. Y esto va a terminar enfrentando todavía más al país, cuando lo que hace falta es acercamiento y diálogo».

El economista que fue uno de los artífices de la estabilización de los precios y de la negociación de la deuda pública en default en los primeros años de salida de la convertibilidad comparó la actual transición política con la que atravesó la Argentina en 1999. «En aquel momento la gente se aferró a la Convertibilidad y le explotó en las manos a la Alianza dos años después. Ahora también está la idea de mantener este estado de cierta calma. Pero los problemas son muy grandes como para pensar que no se debe actuar».

«La tentación -consideró Lavagna- es que el nuevo gobierno recurra al endeudamiento para mantener una situación determinada, pero esto no evitará la crisis si no se trabaja en soluciones de fondo».

ROBERTO LAVAGNA: «LA TENTACIÓN ES QUE EL NUEVO GOBIERNO VUELVA AL ENDEUDAMIENTO SIN SOLUCIONAR LOS PROBLEMAS DE FONDO»

La política, como asesor

Pero además de la economía, la entrevista también abordó cuestiones relacionadas con la política y el armado de listas. «Ya en el 2013 le había aclarado a Massa que no quería ser candidato y que había que darle pasos a nuevas generaciones, sí por supuesto está mi trabajo y mi compromiso. Ahora surgió el tema de la banca del Parlasur porque es una cuestión nueva, pero también aclaré que no me interesaba».

El ex ministro de Economía se mostró contrariado con aquellos que señalan que el Frente Renovador no llegó a presentar una propuesta clara al electorado. «El único que ha realizado propuestas concretas en esta etapa somos nosotros. Los demás prácticamente no han dicho qué piensan hacer si llegan a ser el gobierno». Y advirtió que «si se vota por la farándula, el marketing o por el presupuesto más grande, enseguida vendrán los desencantos por lo que se eligió».

«NO ME INTERESA SER CANDIDATO NI EN EL PAÍS, NI AL PARLASUR«

Recordó además Roberto Lavagna que la candidatura de Sergio Massa fue fundamental «para terminar con el intento de reelección de la Presidente, de lo contrario hoy estaríamos en plena Asamblea Constituyente. El año pasado nos opusimos al nuevo Código Penal y conseguimos frenarlo y este año la postura contra el juego y todo lo que implica también fue importantísima».

Definiciones del ex ministro de Economía en su paso por InfobaeTV

  • No existe más el modelo que comenzamos nosotros. Cambió en el 2006 y sobre todo en el 2007 por un esquema populista. Hoy hay economías regionales al borde del colapso. Se puede continuar y endeudar al país para ir tirando. Pero si no se asumen que hay que cambiar temas fundamentales de la política económica será un grave error.
  • Los mercados internacionales están deseosos de prestarle a la Argentina a tasas del 10% cuando las tasas son del 3%. Se puede continuar, pero las cuestiones estructurales debajo de esta calma aparente y que se refleja en altas tasas. Todo esto termina emergiendo en algún momento.
  • No se puede salir de golpe del cepo porque no hay dólares, pero sí gradualmente. Quienes plantean una salida de un día para el otro, como el caso de los conservadores, no dicen que buscan una devaluación para que ingresen rápidamente capitales financieros.
  • Uno de los principales activos que tiene la Argentina es el bajo nivel de endeudamiento, fruto de la reestructuración que llevó a la deuda a niveles mínimos en relación al PBI. Por eso la tentación de algunos es volver a endeudar al país a tasas altísimas.
  • De los problemas de atraso cambiario y déficit fiscal no hay que salir con recetas de ajuste, como ahora mismo el FMI quiere imponer en Grecia. La clave es plantear una agenda de crecimiento. La salida de la crisis de 2002 fue posible con cuatro años consecutivos de crecimiento del PBI al 9 por ciento.
  • La turbulencia cambiaria de esos días está vinculada con una dirigencia empresaria que se cree sus propios deseos. Empuja a favor de la dolarización si tal o cual candidato no les caen bien. Pero son profecías auto cumplidas, se engañan y empiezan las maniobras de cobertura.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.